Mejores prácticas en la dosificación de desmoldante.

Tanques presurizados y pistolas de aplicación.

Autor: Alejandro Domínguez M. | adominguez@interlub.com | Julio 11, 2019

Cada proceso, pieza y desmoldante puede ser distinto, sin embargo, la productividad de las empresas siempre se puede incrementar. Es a través de los sistemas de dosificación que se pueden lograr varias mejoras de una vez y con un esfuerzo relativamente mínimo.

Estos sistemas están compuestos regularmente por: tanque o depósito de material presurizado o bomba, pistola de atomizado, reguladores y válvulas, así como mangueras y otros aditamentos personalizables.

La óptima dosificación tiene que ver con una, varias o todas las siguientes:

Poder de desmolde del desmoldante recomendado para el proceso.

Apariencia.

Porosidad / Rugosidad.

Residuo sobre el molde.

Semi-permanencia (más de 2 desmoldes por aplicación).

Para la gran mayoría de aplicaciones en las que se requieren flujos relativamente bajos (menor a 120 ml por min), una pulverización fina y consistencia en las condiciones de cada aplicación, Intermol, recomienda equipos de atomizado LVHP (Low Volume - High Pressure).

En comparación con los equipos HVLP (High Volume-Low Pressure) los cuales ofrecen un caudal mayor y se usan en aplicaciones más robustas como pinturas, coatings…etc. Los equipos que recomendamos han sido especialmente desarrollados para desmoldantes o fluidos de baja viscosidad y gracias su control y ergonomía son los ideales para el proceso de moldeo de plásticos, hules y otros componentes.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Nuestros expertos han formulado una ecuación que te permitirá calcular el volumen de dosificación óptimo de desmoldante de acuerdo a tu proceso, tamaño de molde y otras consideraciones.

En esta fórmula se desarrollan cada una de las variables a considerar, desde la presión de aire entrante y hasta la selección de la tobera, la cuál es la última pieza en contacto con el fluido.

Ecuación para la dosificación del desmoldante.

¿Qué es un desmoldante óptimo?

En Intermol consideramos un desmolde óptimo cuando se cumple con un desmolde suave con un mínimo esfuerzo y un máximo de calidad en las propiedades de la pieza como brillo, apariencia, porosidad o los que nuestros clientes tengan por requerimiento.

Es a partir de una composición exacta entre la recomendación de un producto de alto desempeño y una aplicación bien lograda cuando se puede acceder a este punto como muestra la gráfica.

Parámetros de dosificación de desmoldante

Es importante mencionar que la saturación de desmoldante sobre el molde no mejora el efecto desmoldante, por el contrario, en la mayoría de los casos habrá defectos sobre la superficie de la pieza, malformaciones, exceso de residuo y otros.

Por lo que en caso de que el desmoldante que se esté utilizando no tiene un buen funcionamiento aun aplicando bastante cantidad hay que buscar otra opción más efectiva.

Si después de leer esto crees que existe un área de oportunidad en el método de tu aplicación y equipo de dosificación por favor contáctanos.